Primum vivere, deinde filosofare

Estos días que nos está tocando vivir se hace cada vez más patente este aforismo latino que hace referencia a muchas actuaciones que hoy estamos viviendo, actuaciones heroicas que hace cuatro días pasaban totalmente desapercibidas.

La pericia de un médico, una enfermera, un policía o de un camionero o un empresario…por citar algunos, están haciendo que muchas personas podamos desde recuperarnos hasta algo tan simple como vivir el día a día.

Cuando esta crisis pase ya nada será igual, o así debiera serlo, creo firmemente que tendremos que cambiar nuestra percepción de la realidad y de lo importante.

Hoy las administraciones públicas en algunos casos se ven desbordadas,  son los empresarios de esta Comunidad Foral y de este País los que junto con sus trabajadores y otros voluntarios están llegando donde no llega lo “oficial”. Y eso es de agradecer y de reconocer.

Es momento de unidad, que no uniformidad, es momento de trabajar todos unidos, que no juntos, es el momento de la verdad, de preservar la vida para preservar la economía, los negocios y nuestro estado de bienestar.

Es el momento del liderazgo de las Instituciones Europeas y de las Instituciones Mundiales, que me temo no está haciéndose muy visible. Las personas necesitamos certezas en momentos de tribulación y eso es lo que las Instituciones que pagamos y a las que nos debemos deben darnos y no lo están haciendo.

Las empresas, los autónomos, los ciudadanos; todos de un día a otro hemos dejado de hacer nuestra rutina para pasar a ser unas personas recluidas en nuestras casas. Lo que antes veíamos como “normal” hoy lo vemos como algo “extraordinario”.

Es momento de dejar el “panem et circenses”, para centrarse en el ahora y en atajar el problema que nos ha llegado casi sin enterarnos.

Hoy Instituciones centenarias como las Cámaras de Comercio, más en concreto la de Navarra que el año pasado cumplimos 120 años, han sido y son herramientas muy valiosas para colaborar con los Gobiernos,  apoyar a las empresas en la implementación de nuevas medidas, y por supuesto en la gestión de los trámites para su internacionalización.

Es momento de que el Gobierno de Navarra refuerce la colaboración con Instituciones como la nuestra para apoyar al desarrollo económico e industrial de Navarra, ahora y en unos meses. La Red de Cámaras de Comercio en España está muy arraigada y no hay país del mundo donde no haya una Cámara de Comercio.

Ahora que los mercados internacionales están, como se ha dicho “muy desordenados”, es momento de que el Gobierno de España salga a comprar usando herramientas de reconocido prestigio como son las Cámaras de Comercio, la misma receta podemos usar para el Gobierno Foral, con el que ya estamos colaborando y debemos ampliar y reforzar esa colaboración. Unidos lo conseguiremos.

La Cámara Navarra está hoy centrada en apoyar a las empresas, al comercio y a los servicios dentro de nuestras posibilidades, para ayudar a que las empresas puedan salvarse y desde esa fortaleza puedan hacer pueblo, ciudad, país y mundo, por eso es tan importante hoy el “primum vivere, deinde filosofare”.

Contacto